sítienesovarios

Log in

Hipocondría, una enfermedad real

  • Published in Salud

¿Cáncer? ¿Tumor cerebral? ¿Esclerosis múltiple? Las personas con miedo a la enfermedad creen estar graves, pese a que están completamente sanas. Hasta que el miedo mismo se transforma en enfermedad (Fotolia/coldwaterman)

 

"Tenía un enorme miedo a morir pronto”, cuenta Lisa Midtun. El torturante temor a estar gravemente enferma no la abandonaba jamás. Apenas podía dormir. Sus pensamientos giraban continuamente en torno a sus síntomas. "Todo comenzó cuando mi hijo tenía un año”, recuerda. Lisa, noruega, tenía en ese entonces 20.

Sus temores eran para ella una certidumbre. Acudió a su médica de cabecera, que la examinó de pies a cabeza y le aseguró que gozaba de excelente salud. Pero dudó del diagnóstico y el miedo siguió asediándola.

Unos meses después, la médica tuvo claro qué mal aquejaba a Lisa: hipocondría. Necesitaba con urgencia ayuda. Y la obtuvo en su propia ciudad: Bergen. Allí se encuentra la única clínica de Europa especializada en esa enfermedad.

Ayuda especializada

Lisa Midtun, Patientin im Haraldsplass-Krankenhaus (DW/D. Hodali)
Lisa Midtun.

En 2003 comenzó su tratamiento con el psiquiatra Ingvar Wilhelmsen, fundador de la clínica. "Al inicio de la terapia, les pregunto a los pacientes por las experiencias que los han marcado”, dice el especialista. Lisa Midtun se había visto tempranamente confrontada con la enfermedad y la pérdida. Su madre murió cuando ella tenía seis años de edad. "Una semana después de que le diagnosticaran cáncer, ya estaba muerta”, relata.

Su miedo a las enfermedades se manifestó mucho después, cuando nació su primer hijo. Primero temía que él pudiera morir pronto. Luego percibió los primeros signos de temor a su propia muerte.

"Me compré incluso un libro de medicina”, relata. Hoy considera que fue un error. Leer sobre síntomas le provocaba siempre la certeza de estar gravemente enferma. "No estaba obsesionada con una enfermedad determinada, pero siempre encontraba alguna que coincidía con mis síntomas”, explica. Su propio diagnóstico: leucemia, cáncer linfático, un tumor cerebral o, más tarde, esclerosis múltiple.

Un círculo vicioso

Lisa Midtun se sintió desde un principio bien con el Dr. Wilhelmsen. "Me escuchó y tomó en serio mis temores”, afirma. El especialista explica que las personas hipocondríacas con frecuencia son consideradas histéricas, o se les acusa de querer llamar la atención. Pero eso es un cliché. Los afectados sufren un miedo real.

Algunos incluso evitan ir al médico, por temor a que les confirme que están enfermos. Estos pacientes están especialmente desvalidos. Estas personas perciben síntomas corporales con especial intensidad, explica el psiquiatra. Y eso provoca un círculo vicioso, "porque entonces se eleva la producción de adrenalina, el corazón late más rápido y se transpira de puro miedo”. Esos síntomas, a su vez, aumentan el miedo.

Lisa Midtun, maestra de inglés e historia, nunca le tuvo miedo a las bacterias o a las infecciones. Temía a las enfermedades realmente graves.

Ingvard Wilhelmsen, Psychiater am Haraldsplass-Krankenhaus (DW/D. Hodali)
El psiquiatra Ingvard Wilhelmsen.

Aceptar la muerte

No se sabe con exactitud qué provoca estas alteraciones. "La mayoría de los pacientes son personas muy creativas”, dice Wilhelmsen, y agrega que a menudo intentan controlar lo incontrolable.

Particularmente importante es, a su juicio, que "los pacientes deben aceptar que son mortales”. En eso trabajó también con Lisa. "Ingvard Wilhelmsen me dijo que cada persona tenía un proyecto. El mío consistía en sobrevivir. Pero nadie vive para siempre. En consecuencia, mi proyecto estaba desde un comienzo condenado al fracaso. Y lo comprendí”, afirma.

A veces, el psiquiatra les cuenta a sus pacientes, en voz alta, su historia. "Algunos comienzan a reírse" y comprenden rápidamente que muchos de sus pensamientos son irracionales. No se puede buscar respuesta a un hipotético acontecimiento del futuro. "Deben despojarse de esas dudas permanentes. Y solo pueden hacerlo si ellos mismo deciden no seguir fiándose del miedo", señala.

La nueva cibercondría

Resulta difícil estimar cuánta gente padece de hipocondría, ya que muchos no acuden a un médico. Se calcula que en Alemania este problema aqueja a un diez por ciento de la población. Y la tendencia va en aumento, porque cada vez más personas buscan en internet información sobre cuadros patológicos. De este modo se refuerza en algunos el miedo a las enfermedades. El fenómeno ha sido bautizado como "cibercondría”.

Ingvard Wilhelmsen trata a unos 100 pacientes por año en su clínica de la localidad noruega de Bergen. En la mayoría de los casos basta con cinco sesiones ambulatorias. Lisa Midtun recibió una sexta en 2007, tras el nacimiento de su segundo hijo. Desde entonces, ha aprendido a no conferir tanta importancia a sus síntomas. Y se deshizo de su libro de medicina. Tampoco recurre a internet para buscar información al respecto. "Busqué un nuevo proyecto para mi vida. Me concentro en este momento, en mi familia y mis amigos”, dice con una sonrisa, acotando: "Y acepto que en la vida hay cosas inseguras”.

(Diana Hodali DW)

Last modified onThursday, 30 August 2018 20:44

14°C

Mexico DF

Mostly Cloudy

Humidity: 85%

Wind: 6.44 km/h

  • 18 Sep 2018 20°C 13°C
  • 19 Sep 2018 21°C 13°C

 

Banners 468x60.