Logo
Print this page

¡Luis Rey! ¿Feminicida y vividor?

 

Sin la verdad histórica y sin exigencia de justicia, “Luis Miguel la serie” no tiene sentido; explotación infantil, violencia verbal y tratos crueles son parte de la verdadera historia del vocalista más famoso de habla hispana.

Por Mariana Escobedo

En el país de los feminicidios donde cada día nueve mujeres son asesinadas a manos de hombres nadie puede minimizar el caso de Marcela Basteri, la mamá de Luis Miguel.*

A lo largo de 13 capítulos el cantante ofrece a su público los hechos más traumáticos que sufrió en el seno de su familia a causa de la ambición desmedida y el amargo carácter agresivo de Luis Rey, su padre, el mismo individuo cruel con personalidad criminal que cometió la vileza de ofrecer a su esposa al siniestro ex-comandante de la temible Dirección Federal de Seguridad, Arturo “El Negro” Durazo. Ésa es la revelación más atroz de la bioserie transmitida por Netflix y se confirma que el español citó con engaños a Marcela en un lugar denominado “Las Matas” bajo la falsa promesa de permitirle ver nuevamente a su hijo.

En suma, la última persona en haber visto con vida a Marcela fue Luis Rey, así que todo parece indicar que en realidad la asesinó.

¿Y dónde está el cuerpo de Marcela?

El actor Andrés García afirma que Luis Rey era muy mentiroso, mala persona, “era un perfecto hijo de su pelona, él no no respetaba a nadie, él tomaba ventaja de todo mundo, unas cosas sórdidas que quería hacerle a Marcela."

"Luis Rey nos pidió a Arturo Durazo y a mí desaparecer a la mamá de Luis Miguel,” soltó el actor en entrevista con la periodista Laura Estrada para el programa de Maxine Woodside de Grupo Fórmula.

“Durazo no aceptó (..) él me había dicho: abusado con este cabrón que anda pidiendo ayuda para hacer eso,” agregó.

Desde cualquier ángulo que se le vea siempre saltará a la vista que desde niño fue violentado. En primer lugar, se violó su derecho a vivir en paz al lado de su mamá y sus hermanos, su derecho al juego, a la educación, al descanso y a una vida sana.

Con semejante talento vocal el pequeño fue sacado de las aulas para someterlo a largos ensayos musicales que terminaron fomentando un estilo de vida de lujo basado en su propia explotación.

En la serie autorizada por el propio artista que adquirió su nacionalidad mexicana, se muestra una figura paterna agresiva, con personalidad delirante adicta a la cocaína, efedrina y otras sustancias dañinas como el alcohol.

Lo peor es que también drogaba al menor para que éste no se durmiera.

Vividor, infiel, adicto, violento, con personalidad delirante, psicópata

En una entrevista exclusiva para "El show de Bernard”, realizada en Ecuador en 1993, el propio Luis Miguel se muerde los labios y mira hacia el suelo.

“Muchos momentos de mi vida han sido duros, muy difíciles y muy dolorosos. Lo único que trato es dejarlos atrás y que me deje una experiencia, que me deje un aprendizaje para el futuro,” comenta.

En 1997, Luis Miguel fue más preciso con la periodista Martha Figueroa:

“Mi primer logro es haber sobrevivido a muchas etapas difíciles por mi entorno, por la misma profesión, por todo; el segundo es haber rescatado a gente que quiero muchísimo como mis hermanos y el tercero es estar con salud y muy contento y con muchas ganas de vivir, con ganas de seguir transmitiéndole a la gente lo que pienso y lo que siento.”

Parientes y amigos cercanos también han lanzado declaraciones muy fuertes. Una tía de Luis Miguel deslizó que Marcela Basteri fue obligada a mantener relaciones sexuales con “El Negro” Durazo y la periodista Claudia de Icaza señala que Sergio, el tercer hijo de la mamá de Luis Miguel es producto de esa relación.

Después de haber visto la bioserie autorizada por “El Sol” y producida por su amigo Miguel Alemán Magnani, nieto del expresidente Miguel Alemán Valdés, tengo la percepción de ver a un ser humano que ya no tiene interés en pelearse con los medios, que ya no quiere evadir las preguntas de la prensa, ni ocultar su verdadera historia.

Hay que recordar que al inicio de su carrera Luis Miguel vivía una serie de mentiras inventadas por su padre, quien lo obligaba a tener relaciones con sexoservidoras y consumir drogas.

Lo cierto es que sin una exigencia de justicia para conocer la verdad y localizar el cuerpo de Marcela, “Luis Miguel la serie” no tendrá sentido.

Sí ya se destapó la cloaca que pone en evidencia el feminicidio, así como el papel que tuvieron las figuras de poder en el impulso de su carrera y en la posterior desaparición de Marcela no entiendo cuál sería la finalidad de producir y recrear hechos tan infames y dolorosos.

Las perversiones de "Luisito rey"

Luis Rey no solo falsificaba documentos oficiales y mentía de manera compulsiva, sino que abusaba de las mujeres que pretendían acercarse a su hijo y se aprovechaba de sus contactos con mafiosos y políticos. De tal modo que existen diversas actas de nacimiento de su hijo en un intento por tratar de demostrar que era de Puerto Rico o México y así lograr identificarlo con el público. En ese contexto, aún falta por aclarar cómo y cuáles funcionarios le entregaban esos papeles en varios países.

Como ya es bien sabido, también realizaba fiestas interminables y se aprovechaba de todas las adolescentes y jóvenes que buscaban a su hijo.

La vedette Abril Campillo dijo a Woodside que ella se acercó a Luis Miguel, pero tuvo que pasar antes por Luis Rey.

-¿Anduviste con los dos?
-Sí, respondió la actriz.

La declaracion explica, por sí sola, el agrio ambiente que se vivía en la familia del cantante. Se entiende el impulso homicida de Luis Rey ¿Por qué? Porque Marcela ya le representaba un obstáculo. Tenía que deshacerse de ella para tener el control absoluto, gozar de la custodia del menor y manejarlo a su antojo como un producto.

Por otra parte y como era de esperarse, las escenas difundidas al mundo entero han provocado toda clase de reacciones en el círculo artístico de Televisa. Viejos amigos como Roberto Palazuelos, “El Diamante Negro” y Stephanie Salas, mamá de Michelle, han repudiado la narrativa y argumentan que está salpicada de imprecisiones.

Sus amores más entrañables como Mariana Yazbek, Erika Camil (la mujer más importante en su vida, según la serie) y Aracely Arámbula, la madre de sus dos hijos varones han sido buscadas por la prensa para conocer sus respuestas al ser mencionadas en la trama.

Lo cierto es que mucho hay que aprender con este caso para no permitir que otros sujetos sin escrúpulos, ni moral, ni ética sigan usando más niños para su beneficio personal a costa de una vida de mentira y dolor.

Más allá del guión, de la serie, de la fama, de sus relaciones íntimas y sus excesos, el fondo es lo importante. La serie se ha convertido en una de las más vistas de Netflix y logró impactar en hispanoamérica con tal fuerza que se crearon diversos hashtag que pusieron el tema en el debate nacional con #nosoloesmarcela en un intento por demostrar el horror que atraviesan las mujeres en México, España y en el mundo. 

Incluso Anna Favella, la actriz que interpreta a la madre del cantante, se ha sumado a la campaña e impulsa desde sus redes sociales la no violencia contra las mujeres.

Luis Miguel fue un niño exitoso, maltratado, explotado, despojado de su fortuna y sometido por un padre infame en una nación donde la ausencia de justicia es la constante. Se trata de un feminicidio que debe ser aclarado.

Que la desaparición de Marcela no sea en vano.

 

*Cifras actualizadas de la ONU 

Mariana Escobedo es productora y periodista internacional, en twitter @La_MarianaE

Last modified onWednesday, 01 August 2018 21:11
El Portal TV. Todos los derechos reservados.