sítienesovarios

Log in

Denuncian activistas y abogados caso de tortura sexual contra estudiante de la UACM

  • Published in México

El caso del alumno Juan Ramón Carrasco León identifica que la tortura sexual es una práctica en la CDMX; video exhibe a policías robándose motoneta del estudiante al que le fabricaron diversos delitos entre ellos, extorsión agravada por mil pesos 

Ciudad de México.- Activistas de derechos humanos denunciaron la detención arbitraria, el abuso de autoridad y la tortura sexual de la que fue víctima Juan Ramón Carrasco León, alumno de la carrera de Ciencia Política y Administración Urbana de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, UACM, el pasado 23 de abril por parte de elementos de la policía de la Secretaría de Seguridad Pública, SSP. En rueda de prensa, defensores de derechos humanos, así como representantes estudiantiles de la UACM y familiares de Juan Ramón revelaron la videograbación del momento exacto de la captura en la que aparecen policías uniformados robándose la motoneta estacionada en el pasillo del edificio en el que vivía Juan Ramón, quien posteriormente fuera detenido arbitrariamente, entregado a otros policías, torturado y vejado.

La defensora de derechos humanos Karla Micheele Salas dijo que la historia de Juan Ramón no es un caso aislado, “es un caso que revela la tortura sexual como una práctica de la policía y del Ministerio Público de fabricar este tipo de delitos. El propio rector de la universidad y otros compañeros de derechos humanos ya tienen este caso, además Juan Ramón tuvo una mala defensa legal inicial, por eso nos estamos sumando porque nos parece que esto lamentablemente refleja el actuar de la policía, sobre todo cuando tenemos un video que es claro y contundente.”

“Hago un llamado a la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez para que se pronuncien contra este caso, para que tengamos un protocolo de Estambul y eso hará caer por su propio peso este actuar de la policía y la fiscalía", sostuvo la defensora.

A Juan Ramón se lo llevaron sin orden de aprehensión y según la averiguación previa, fue detenido por el delito de extorsión agravada por un monto de mil pesos, portación de arma y droga, así mismo pandillerismo y asociación delictuosa, sin embargo el video los desmiente.

Los activistas recalcaron la urgencia de aplicar el protocolo de Estambul para defender la inocencia del estudiante ya que las declaraciones oficiales están plagadas de mentiras y falsedades. Emanuel Santos Narváez, representante del Colectivo contra la Tortura y la Impunidad comentó que el certificado de integridad física del 25 de abril registra lesiones sexuales como equimosis de una longitud de 12 por 15 cm, “estamos hablando de moretones muy grandes y lesiones por tortura sexual. Desde hace 5 meses permanece preso injustamente por el gobierno de la Ciudad de México.” Por su lado, Adolfo Gutiérrez, representante de la comunidad estudiantil de la UACM condenó los hechos y adelantó que continuará el apoyo y la defensa de su compañero hasta lograr su libertad por lo que seguirá la recopilación de firmas y no descartó convocar a diversas movilizaciones en protesta por las violaciones a los derechos humanos.

“El artículo 16 de la constitución dice que nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles, posesiones si no hay virtud o mandamiento escrito de la autoridad competente que funde o motive la causa legal del procedimiento. Los policías actúaron con estigma social porque nuestro compañero es originario de Tepito, lo discriminaron. Él tiene un hijo, es padre soltero y trabajador. Usa una moto para venir a estudiar y también para ir a trabajar. A cualquiera nos puede pasar y todos podemos ser víctimas de policías corruptos. Yo analicé el contexto social de lo que ocurrió, del daño moral para toda su familia que atestiguó la infame acción policiaca que derivó en su encarcelamiento. Nacer en Tepito no es delito. Queremos que Juan Ramón salga de la cárcel y que regrese lo más pronto posible a la Universidad y claro, que esté al lado de su hijo,” dijo el estudiante.

En su turno, en el nombre de su familia, Fabiola Carrasco León agradeció el apoyo y condenó la fabricación de los delitos que se le imputan a su hermano.

“Mi hermano no es cómplice de nadie, no tiene compromisos con nadie, no pertenece a ninguna banda, ni a pandilla alguna. Él es una persona inocente que no tiene los recursos económicos y por eso mismo no tuvo una defensa legal óptima de manera inicial. Juan ramón es otra víctima de un estado fallido que violenta, que somete, que fabrica delitos, que crea una monstruosa realidad para sus jóvenes, que les inventa pruebas, que les siembra droga y armas para hacerlos parecer culpables, que les pretende vincular con criminales como lo hizo el ex presidente Felipe Calderón aquella vez en que una madre de familia le tiró al suelo su necedad de vincular a los jóvenes estudiantes con las bandas delictivas.”

Al tomar el micrófono dijo que teme por la seguridad de su hermano y la de su familia por lo que ha agotado la vía jurídica, sin embargo ante la lentitud del papeleo decidió hacer el video público. En ese contexto, hizo un llamado a las autoridades.

“Hacemos un enérgico llamado al Secretario de Seguridad Pública de la ciudad de México, Raymundo Collins, al jefe de gobierno José Ramón Amieva y a la Jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum para investigar, deslindar responsabilidades, separar de sus cargos y someter a juicio a los policías que, en su calidad de servidores públicos, cometieron los delitos de tortura, robo, abuso policial, fabricación de delitos, vejaciones, abuso sexual, lesiones, daño moral y los que resulten en contra de Juan Ramón", agregó.

Al presidente del tribunal de justicia de la Ciudad de México, Álvaro Augusto Pérez Juárez le pidió que admita las pruebas pertinentes, entre ellas, el video presentado este domingo donde consta que la detención de Juan Ramón se registró en su domicilio ubicado en José Joaquín herrera 1012, colonia Tepito, lo que echa por tierra la versión de los policías que asegura que había sido detenido en la calle Bolivia, colonia centro.”

A la presidenta del congreso capitalino, Ernestina Godoy Ramos, demandó tomar cartas en el asunto y a la opinión pública sumarse al hashtag #justiciaparajuanramon que ya circula en las redes sociales hasta lograr su libertad. Por último, anunció que este lunes 29 de octubre, el doctor Galdino Morán López, rector de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México-Plantel del Valle, visitará a Juan Ramón en el reclusorio oriente.  

EL VIDEO COMO PRUEBA REINA

“Las declaraciones de los policías ante el MP son totalmente falsas, ellos fabricaron delitos contra Juan Ramón y lo entregaron a otros policías que lo torturaron. Nosotros presentamos esta prueba reina que nos arroja la videograbación por lo que se debe investigar y someter a juicio a los servidores públicos que incurran en estas prácticas aberrantes que no se deben permitir,” dijo el abogado Margarito Tolentino.

“Para nosotros lo que vivió Juan Ramón fue técnicamente un robo porque fue a las 5:30 de la tarde aproximadamente la detención. Lo sacan del domicilio por llevarse su motoneta, posteriormente refieren a los policías que detienen a otros 4 sujetos a las siete de la noche e inmiscuyen a Juan Ramón como si fuera parte de ese grupo delictivo por decirlo así o como lo dicen ellos (los policías).”

Los policías incurrieron en la fabricación de pruebas, tortura sexual, abuso de autoridad, daño moral y pusieron a disposición de la autoridad una llave que no corresponde con la Motoneta, lo que pone en evidencia que fabricaron las pruebas.

EL VIDEO EXHIBE LA ACTUACIÓN POLICIACA

Al filo de las 5 de la tarde del 23 de abril, el estudiante se encontraba leyendo un libro en su casa como parte de las tareas que le dejan en la universidad cuando de pronto escuchó la llegada de varias personas y al asomarse descubrió que se trataba de 5 policías de la SSP sustraían su moto estacionada, sin importarles que se encontraba con las llantas inmovilizadas debido al seguro de protección antirrobo. Ante esto, Juan Ramón salió a reclamarles y los policías le respondieron “por mis huevos”, posteriormente se lo llevaron a él también y lo entregaron a otros policías, mismos que lo torturaron, abusaron sexualmente y causaron lesiones. Cabe destacar que la detención arbitraria se cometió ante la presencia del padre y hermano de Juan Ramón, así como frente a su pequeño hijo de 6 años de edad al que también provocaron un grave daño, una afectación irreversible por la infame actuación policiaca que vulneró los mas elementales derechos humanos. De acuerdo con el expediente judicial los policías declararon ante el Ministerio Público que Juan Ramón fue detenido con otros jóvenes en República de Bolivia, Centro Histórico, sin embargo videograbaciones de cámaras de seguridad revelan que esta versión es totalmente falsa y que la detención fue en otro lugar.

En la realidad, los policías entraron al edificio ubicado en José Joaquín Herrero número 1012, Colonia Centro, caminaron por el pasillo y vieron la motoneta estacionada cerca del departamento B204 y se la llevaron. Las imágenes registran en video el momento preciso en que Juan Ramón y su familia se percatan de la acción policiaca. En el video se observa claramente a los efectivos de Seguridad Pública caminando por el pasillo del edificio, observando por todos lados, cerciorándose de que nadie los vea, vigilando que no hubiera nadie en ese instante donde se apoderan de la motoneta que se encontraba estacionada justo en ese lugar. Incluso, aparecen los Policías Auxiliares arrastrando la Motoneta que tenía apagado el motor porque se activa un seguro anti-robo que no permite que rueden las llantas, (las llaves de la Motoneta) se quedaron en casa de Juan Ramón.

En el momento en que arrastran la Motoneta hacía la salida, aparece el Padre de Juan Ramón, una persona de la Tercera Edad que cuestiona a los Policías, lo que alertó a Juan Ramón quien sale del interior de su habitación e intercambia palabras con los Policías, regresa a su habitación por el documento que acredita la propiedad de la moto, después sale tras los Policías y ya no regresa a casa. A Juan Ramón lo trasladaron a la fiscalía Antisecuestro como indiciado por Extorsión Agravada y otros delitos. Según la carpeta de investigación CI-FAS/E/UI-3C/D/00485/04-2018 el policía de la Secretaría de Seguridad Pública, Pedro Bautista Hernández puso a disposición del Ministerio Público a Juan Ramón por el delito de extorsión agravada, sin presentar pruebas, incurriendo con ello falsedad de declaraciones, fabricación de delitos, discriminación, tortura, abuso, daño moral y los que resulten. La defensa a cargo del abogado Margarito Tolentino exige que las autoridades judiciales acepten este video que comprueba la falsedad en las declaraciones de los policías, mismos que aseguraron que la detención se realizó en la calle de Bolivia, Colonia Centro. Sin embargo el video revelado hoy echa por tierra la versión oficial.

“Ellos fabricaron las pruebas contra Juan Ramón, por lo que se levantó una denuncia en su contra ante la Fiscalía de Delitos Cometidos por Servidores Públicos.”, comentó el abogado Margarito Tolentino. Los involucrados deberán rendir cuentas ante la Fiscalía para la Investigación de los Delitos Cometidos por Servidores Públicos ya que las evidencias revelan que se trata de un robo de motoneta, un medio de transporte esencial para asistir a la UACM y llevar a la escuela a su hijo ya que también es padre soltero y trabajador dedicado a la venta de perfumes. “Esta detención es ilegal, injusta y condenable,” coincidieron en señalar los defensores de derechos humanos.

El artículo 2do. de la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la tortura y Ley General de la Tortura en México, 2017, condenan todo acto realizado intencionalmente por el cual se inflijan penas y sufrimientos físicos y mentales con fines de investigación criminal. La Convención Americana de los Derechos Humanos establece que toda persona tiene derecho al reconocimiento de su personalidad jurídica, con garantías judiciales, de igual modo toda persona tiene el derecho a ser oída por un juez o tribunal competente. Por lo pronto, la comunidad estudiantil uacemita continúa en protesta por el injusto encarcelamiento de su compañero. A través de pancartas pegadas en las instalaciones y fotos publicadas en las redes sociales, decenas de alumnos han manifestado repudio total al abuso policiaco y acusan al gobierno capitalino de fabricar pruebas contra jóvenes inocentes.

Bajo el hashtag #JusticiaParaJuanRamón los estudiantes han protestado en redes sociales y con pancartas pegadas en los muros de la universidad condenan la actuación de los policías captados en video. Acto al que califican como abuso de autoridad. “Juan Ramón vivía en Tepito antes de su detención. Como muchos habitantes de este discriminado barrio, se dedicaba de manera independiente al comercio, vendía perfumes para mantener a su hijo y sus estudios; ahorraba durante el año para vender juguetes en diciembre y mejorar su situación. Su principal herramienta de trabajo y transporte era una motoneta. Los policías se llevaron la moto, pero él les reclamó y fue sometido y acusado,” detalla el abogado.

VIVIR EN TEPITO NO ES DELITO

Vivir en Tepito es un estigma social. Y aunque no todos los tepiteños son delincuentes, ni pertenecen a asociaciones delictivas a Juan Ramón lo pretenden vincular con otros detenidos que nunca había visto antes. Ser comerciante de Tepito es una identidad y por ese solo hecho recibió un trato discriminatorio y fue blanco de actitudes desfavorables, desprecio inmerecido y violación a sus derechos humanos. “Quienes conocemos a Juan Ramón sabemos que es muy movido para vender, y que si se le acaban los clientes busca más para venderles sus perfumes, aunque los paguen en abonos, y de vez en cuando, vende ropa,” dijo el estudiante Adolfo Gutiérrez.

Juan Ramón Carrasco León se encuentra en un momento muy difícil de su vida, está privado de su libertad, un derecho fundamental para toda persona, lo que causa sufrimiento en la familia al ver que se truncan proyectos y metas trazadas. Hoy Juan Ramón se encuentra ante el riesgo de seguir encerrado por muchos años en el Reclusorio Oriente, lo que representa un acto de injusticia y vileza inaceptable. La comunidad uacemita lanzó un llamado de apoyo y solidaridad con el compañero y exhorta a realizar una aportación económica mínima para pagar los honorarios del abogado defensor ya que en México el costo para recuperar la libertad es muy alto. Los donativos pueden realizarse a la cuenta bancaria en Elektra a nombre de Margarita León Acevedo. El número de cuenta es 17241390892667 y el número de tarjeta 4027664177378696. Cada peso que se recolecte será con la finalidad de solventar el juicio y lograr su liberación ya que se trata de un estudiante que al mismo tiempo es el sostén de su familia. Para más información con el hashtag #JusticiaParaJuanRamón en las páginas de Facebook y twitter @JusticiaParaJuanRamón 

Last modified onSunday, 28 October 2018 22:05

3°C

Mexico DF

Showers

Humidity: 88%

Wind: 6.44 km/h

  • 14 Nov 2018 8°C 2°C
  • 15 Nov 2018 17°C 4°C

 

Banners 468x60.