Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 444

Banners 728x90

Log in

Experiencia: Marcha LGBTTTI en la CDMX…

Por tercera vez acudí a la marcha LGBTTTI y esta vez la perspectiva fue diferente

Por: Megara

Confieso que en las ocasiones anteriores mi interés era sólo ser una espectadora, muchas veces ni siquiera de la marcha, sino de los artistas que se presentan al final de ésta en el escenario del Zócalo, pero esta vez fue diferente.

¿Por qué?, porque desde hace varios años soy parte de este círculo. Y no es que no lo fuera desde las primeras veces que acudí a la marcha, pero esta ocasión estaba en compañía de lo que denominaremos mi pareja sentimental.

Decidí acudir a la marcha desde temprano y mi propósito era terminar el recorrido. Llegué desde las 10 am al Ángel de la Independencia y me sorprendió ver toda la infraestructura con la que contaba la marcha, toda proporcionada por parte del gobierno de CDMX, eso me animó.

Vi bastante personal con sus característicos chalequitos rosas de la CDMX y mucha seguridad rodeando las instalaciones, policías de tránsito dirigiendo a los automovilistas para acelerar la circulación. Todo pintaba a ser perfecto y  que la marcha cumpliría con mis expectativas.

La llegada de los “personajes” famosos —sobre todo youtubers de la comunidad se notó, pues mucha de la gente que acudió a la marcha se acercó a ellos para sacarse fotografías o pedir un autógrafo. Todo era miel sobre hojuelas hasta que inició el show…

La inauguración corrió a cargo de un personaje a quien se le conoce conoce como “La Supermana”, un transexual que al parecer goza de la estima de la comunidad, pues con su sola presencia en el escenario los aplausos y los gritos comenzaron (aunque he de confesar que no la conozco). Así fue como toda la magia que se había formado en mi mente se desvaneció cuando sus primeras palabras fueron: “¡¿Dónde están las jotitas?!”, “¿¡Dónde están las lesbianas!?”… ¡¡¡¿QUÉ????!!! ¿Es en serio?

Respira profundo, es para animar… ¡¡¡Pero no fue así!!!

Iniciamos mal. ¿Para qué es la marcha? La idea es buscar respeto, es buscar tolerancia, es buscar aceptación, lograr que la gente nos acepte y nos vea como humanos, como iguales, que la discriminación y las etiquetas se eliminen y entonces, ¿por qué llamarnos JOTITAS? ¿Por qué pones esa etiqueta? ¿Por qué inicias esta marcha con una etiqueta que muchos usan para ofender? Ok, entiendo ¿es sentido del humor? Supongamos que sí.

Sigamos…

Pero los argumentos no terminaron ahí, las críticas y las recomendaciones de ignorar a los manifestantes cristianos fueron el segundo plato de la presentación. “Y si los molestan, me dicen y yo los pongo en su lugar…”, dijo aquel personaje. O sea que ellos no nos pueden agredir, ¿pero nosotros sí?

Cuando al llegar al Ángel vi dos grupos grandes de iglesias cristianas que se auto denominan “incluyentes”, y la presentadora llegó con agresiones y recomendaciones de violencia hacia ellos. Todo se volvió caos, todo lo vi con otros ojos. No llevaba ni una hora en la marcha y me di cuenta que nuestro país y nuestra comunidad no está preparada para tolerarnos, para aceptarnos por una simple razón: nosotros no estamos preparados para defendernos.

Aun así tengo que recalcar lo maravilloso que fue ver a algunos asistentes, pues mostraron pancartas de tolerancia, pidiendo respeto, amor, y aceptación; muchas pancartas de personas heterosexuales brindaron apoyo a la comunidad. Pero es triste que no eran lo suficientemente grandes para opacar a los vendedores clandestinos de cerveza, que con sus mochilas repartieron alcohol a todo el que lo requería.

Y así fue como las pancartas no llegaron a ser suficientes para las peticiones: igualdad, respeto, salud enfocada a la comunidad, matrimonio igualitario, adopción para parejas gay. Todo fue opacado por los desnudos, los bailes, los disfraces… y es que estamos en nuestro derecho de vestirnos como deseemos, pero ser parte de la comunidad LGBTTTI no nos exime de respetar las normas y las leyes.

Estoy de acuerdo que muchas chicas trans desean ser aceptadas como mujeres y por lo mismo se visten así, pero ¿en dónde quedan las quejas y la lucha por ser aceptadas así en sus trabajos? ¿Cómo se pelea contra mejores oportunidades de trabajo? ¿Lo hacen con una vestimenta de princesa, de gata o de Mujer Maravilla?

Entonces por qué la queja de que sólo encuentran trabajo en la prostitución si van con los senos y luciendo sus encantadores implantes al aire. Que me disculpe quien se sienta ofendido, pero jamás he visto un oficinista con traje de Gatubela y mucho menos con los senos de fuera.

Y podría seguir y seguir, pero la idea que quiero transmitir es que la marcha no cumple con el objetivo, no existe organización entre la comunidad, no existe unión. La marcha es una fiesta, es un carnaval que da armas para que nuestra lucha cada día se venga más abajo.

Aún hay mucho trabajo que hacer…

 

Last modified onJueves, 29 Junio 2017 12:01

16°C

Mexico DF

Cloudy

Humidity: 73%

Wind: 6.44 km/h

  • 23 Jun 2018 21°C 12°C
  • 24 Jun 2018 22°C 12°C

Banners 468x60